Jabones de glicerina

Varios jabones de glicerinaVamos a hablar aquí de los jabones de glicerina, del proceso de fundir y verter. Es el método más sencillo de elaboración del jabón y no por ello simple. Las combinaciones, formas, olores y colores son ilimitados. Solo depende de la imaginación de cada cual. Se llaman jabones de glicerina porque, sobre todo originalmente, se les añade en la fabricación glicerina líquida que impide que el jabón cristalice. Esto les da el aspecto transparente.

Para realizar los nuestros, partimos de una base de glicerina de la que ya hablaremos más adelante y que se puede comprar en establecimientos especializados en cosmética o en los de manualidades. Se necesita para su realización además, algún colorante (líquido e hidrosoluble) si se quiere, un poco de alcohol en un pulverizador, alguna fragancia aromática y un molde. Los moldes más cómodos son los de silicona pero no son de necesarios. De hecho, los jabones de glicerina son lo que mejor se desmoldan con diferencia. Moldes de reciclaje o de los de plástico que venden específicos para ello también son ideales. La cosa es que se coge la barra de glicerina y se corta en cubos. Cuanto más pequeños mejor porque así se funden antes. Para fundirlos podemos hacerlo al baño maría o al microondas. Si lo hacemos al baño maría hay que remover lentamente para que se vaya fundiendo homogéneamente Si se hace en el micro hay que tener cuidado de que no hierva porque produciría espuma que luego tenemos que eliminar. Es para eso el pulverizador con alcohol que puede estar rebajado al 70% con agua destilada.

Es decir, si sale espuma en la superficie, podemos pulverizar alcohol sobre ellas lo que hará que desaparezca. Es muy importante que esto no se haga sobre el fuego puesto que el alcohol pulverizado puede salir ardiendo.
Cuando la mezcla es fluida y homogénea se puede agregar primero el color y después el aroma. Este último en una proporción del 2% al 3% del peso total de la base de glicerina. Así para un jabón de 100 gr harán falta 2 ó 3 gr de aceites esenciales. De colorante solo serán precisas unas gotas.

Una vez que todo esté uniformemente mezclado se puede verter en el molde. Si se pulveriza previamente con un poco de alcohol el molde se evita que se produzcan pequeñas burbujitas en la superficie del jabón. Una vez en el molde, también es conveniente pulverizar un poco de alcohol en la superficie para evitar pompitas y de ser posible, cubrir bien.
La base de glicerina endurece rápidamente al enfriarse. Mejor que se enfríe a temperatura ambiente porque tengo la idea de que al hacerlo en el frigorífico queda menos transparente.

Una vez desmoldado, es conveniente envolverlo en film transparente para evitar que encoja y se estropee aunque hay bases de glicerina que no lo necesitan.


19 Comentarios
ver o publicar uno nuevo

Sobre mi | Mis trabajos | Mapa del sitio | Contactar | ©2009-2014 mendrusoft

Creative Commons License Los contenidos de mendrulandia son de mendru y están protegidos bajo una
Licencia Creative Commons - Reconocimiento - Uso no comercial - Compartir bajo la misma licencia 3.0 - España.
Para otros propositos, solicitar permisos en www.mendrulandia.net.

document.write('
Mendrulandia.es usa cookies para mejorar su experiencia de navegación y mostrarle contenido personalizado.
Si quiere deshabilitar cookies en su dispositivo, cada navegador tiene métodos para hacerlo.
Tenga en cuenta que algunas partes de nuestro sitio web no funcionarán de forma correcta si deshabilita las cookies.
Al cerrar este mensaje, usted acepta el uso de cookies en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de privacidad, a menos que usted las haya desactivado.

Acepto, y al cerrar esta pestaña doy consentimiento de su uso.
')