Elaboración de la base de jabón de glicerina

Base de jabón de glicerina cortada en barras
La receta de partida es la siguiente (vamos a elaborar 1 kg):

Aceite de coco .......... 20% (200gr)
Aceite de ricino ........ 10% (100gr)
Ácido esteárico ......... 10% (100gr)

Sosa cáustica ........... 5% (50gr)
- diluida en Agua ..... 10% (100gr)
Azúcar .................. 20% (200gr)
- diluida en Agua ..... 10% (100gr)

Alcohol 96º ............. 15% (150gr)

El aceite de coco proporciona la espuma, el de ricino mejora la transparencia y el ácido esteárico proporciona dureza (en este caso es fundamental para que tenga consistencia). El azúcar proporciona transparencia y consistencia y el alcohol transparencia.

El proceso es en caliente, mezclando los aceites previamente derretidos, con la lejía previamente mezclada. Por las características del ácido esteárico, la saponificación es inmediata. La masa solidifica mucho de golpe pero no hay que desesperar y remover hasta que sea homogénea y semilíquida. La olla conviene que tenga una altura suficiente para prevenir la posible subida de la masa que puede llegar a hervir por la velocidad del proceso de saponificación del esteárico.

Una vez que todo está bien homogéneo se mete en el horno (entre 80 y 90ºC) durante 2 horas para conseguir la saponificación total de las grasas. Ésta se verificará mediante la prueba de pH, bien con fenolftaleina, con tiras o con la lengua. Cuando esté completada la saponificación se añadirá a una temperatura de 60ºC el jarabe previamente realizado con el azúcar y el agua hasta su completa homogenización lo que da al jabón un aspecto y consistencia más plásticos. Por último hay que añadir (evitando los vapores y lejos de cualquier llama) poco a poco el alcohol. Esto hace que la masa se vuelva completamente transparente y muy, muy líquida. Casi como agua, que nadie se preocupe. Yo a veces uso la batidora a velocidad muy lenta para completar la mezcla.

El resultado hay que colarlo por los posibles restos de jabón no disuelto y verterlo en un molde a ser posible que se pueda tapar dejándolo reposar hasta que se enfríe completamente.

Ya debe de estar realizada nuestra base de glicerina. Puede suceder que quede una capa superior de espuma que no tiene mayor relevancia al retirarla y puede que parte del aceite no saponificado quede también en esa capa superior. Por eso es tan importante hacer la prueba del pH. En ese caso hay que compensar el exceso de sosa cuando se refunda la base.

Las variaciones que ofrece la receta son infinitas, como no. Pero hay que destacar la existencia del Propilenglicol y Dipropilenglicol como disolventes a sustituir parte de alcohol o la glicerina y el sorbitol que también produce más transparencia. También la sal en cantidad muy moderada produce más dureza lo que permite la utilización de otros aceites.

anterior página


83 Comentarios
ver o publicar uno nuevo

Sobre mi | Mis trabajos | Mapa del sitio | Contactar | ©2009-2014 mendrusoft

Creative Commons License Los contenidos de mendrulandia son de mendru y están protegidos bajo una
Licencia Creative Commons - Reconocimiento - Uso no comercial - Compartir bajo la misma licencia 3.0 - España.
Para otros propositos, solicitar permisos en www.mendrulandia.net.

document.write('
Mendrulandia.es usa cookies para mejorar su experiencia de navegación y mostrarle contenido personalizado.
Si quiere deshabilitar cookies en su dispositivo, cada navegador tiene métodos para hacerlo.
Tenga en cuenta que algunas partes de nuestro sitio web no funcionarán de forma correcta si deshabilita las cookies.
Al cerrar este mensaje, usted acepta el uso de cookies en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de privacidad, a menos que usted las haya desactivado.

Acepto, y al cerrar esta pestaña doy consentimiento de su uso.
')