Ingredientes para jabones

Coloreando el jabón

Colorantes para jabones líquidos y en polvo

Tipos de colorante para jabones

Pues que hay principalmente dos tipos: líquidos y en polvo. Y de estos últimos también hay dos tipos: hidrosolubles y liposolubles, lo que significa que se mezclan o bien en agua o en aceite.

Los que se mezclan en aceite se pueden agregar al jabón desde un principio, por que así con el movimiento y eso, se disuelven mejor. Los hidrosolubles hay que mezclarlos previamente con agua y se suelen añadir después de la traza. Si además queremos separar parte del jabón para colorearlo de otra manera, pues se lo añadimos una vez separado.

Los líquidos suelen utilizarse para los jabones de glicerina u otros cosméticos. Para los jabones en frío suelen ir mejor los liposolubles que vienen en polvos.

Identificación de los colorantes cosméticos

Se identifican generalmente por el color index CI seguido de un número de 5 cifras o por su nombre. Por ejemplo el CI77007 es el azul ultramar (o ultramarino).

La base de jabón también determina el color

Se puede también utilizar como base para el color el colorante blanco conocido como dióxido de titanio. Suena a chunguísimo pero no es más que una piedra molida que se llama rutilo. En condiciones normales es completamente inocuo y tiñe bastante de blanco por lo que produce jabones más blancos. Pero además, como decía, puede servir de base para afianzar mejor otros colores, que además tomarán un tono más pastel.

Por otro lado, jabones realizados con grasas más blancas producen jabones más blancos y éstos son más fáciles de colorear.

La calidad es importante

Los colorantes, no obstante, deben de ser siempre de grado cosmético. De nada sirve gastar tiempo y dinero en hacer jabones si luego le vamos a poner cualquier ingrediente de origen y calidad dudosos.

Tanto los lipo como los hidrosolubles se pueden disolver en alcohol de 96º. Al principio la mezcla es estable pero al cabo de un rato el colorante se deposita en el fondo. Se agita un poco en el momento de su uso y está perfectamente utilizable. Así incluso se pueden mezclar para conseguir colores intermedios.

Otros agentes colorantes

Otra fuente de posibles colores son las arcillas. Las hay verde, blanca, rosa, roja, azul y gris, que yo sepa. Aportan también dureza y producen una suave exfoliación.

Como decía arriba, los aceites utilizados para la elaboración del jabón también pueden darle color, así el de cáñamo proporciona un verde intenso, el aceite de zanahorias, el de rosa mosqueta o el de germen de trigo proporcionan distintos grados de naranja, el de oliva desde amarillos a verdosos que al final quedan más o menos marfil, y el coco, palmiste, sebo, manteca y karité producen jabones muy blancos que pueden resultar idóneos para ser coloreados.

Los colores naturales de origen vegetal como la clorofila o algas (para el verde), la cúrcuma (amarillo), el pimentón (rojo anaranjado), etc, son menos estables en el jabón y con el tiempo acaban perdiéndose. El caramelo, cacao o el café (para los marrones) son más estables.

Resistencia al pH de los colorantes en los jabones

Tanto si se utilizan óxidos, colores sintético o naturales, es importante que sean resistentes al pH elevado de los jabones en su momento de elaboración. En algunos casos el color varia completamente a la acción cáustica y en otros vuelve a su color original cuando el jabón baja su pH. Hay productos que especifican su tolerancia al pH y para los jabones en frío es importante conocer ese dato.

Cantidad y pureza determinan el acabado

Cada colorante es un mundo por lo que sólo el fabricante (o el vendedor debidamente formado) te puede dar información precisa sobre ellos y sobre su uso y cantidad. También los hay de distinto grado de pureza. A priori parece mejor comprar los más concentrados, pero a la hora de la verdad, los otros son más fáciles de controlar.

Los hidrosolubles suelen migrar en los jabones de más de un color. Contaminando el color adyacente. Además colorean el agua cuando se usan y esto, a veces, resulta demasiado escandaloso.

Otros colorantes

Las micas de colores también se pueden usar pero no son otra cosa que mica con colorante (generalmente óxidos). De manera que tienen que ser también colorantes cosméticos que aguanten el pH al que lo exponemos.

También existen colorantes sólidos. Suelen ser colorantes diluidos en ácido esteárico y que necesitan un poco de calor para repartirse bien. No puedo contar mucho más porque esos no los he usado.

 

Revisión del 09/09/18

¿Ver siguiente artículo?
► Sales
Comparte en facebook

Sugerencias y publicidad

Los contenidos de mendrulandia son de y están protegidos bajo una Licencia Creative Commons - Reconocimiento - Uso no comercial - Compartir bajo la misma licencia 3.0 - España.
Para otros propositos, solicitar permisos en https://www.mendrulandia.es.